De izquierda a derecha: Jesús Ruiz, jefe de producto; Sergio Lagarde, director comercial; Jose Tomás Sánchez, CEO; y Jesús Vilar, CTO, de Greenspot.
Tiempo de lectura estimado: 5 minutos

El aparcamiento de la antigua estación marítima se convierte en el escenario del piloto de esta app de reserva de plaza

Con el objetivo de facilitar la movilidad y reducir los costes ambientales que genera la misma, Greenspot, una startup de Lanzadera, pone en marcha esta misma mañana (en pruebas) su sistema de organización, monitorización y reserva de plazas de aparcamiento en la antigua estación marítima de Valencia.

“Queremos cambiar el paradigma de la movilidad urbana en las ciudades. Uno de cada tres coches que vemos circulando por la ciudad está buscando aparcamiento y el tráfico es una de las principales fuentes de contaminación en las ciudades, que superan ya los niveles aconsejados por la OMS para vivir”, explica a este Diario, Sergio Lagarde, director comercial de Greenspot.

Para lograrlo, han desarrollado un sistema con el que, “simplemente a través de una app, las zonas más sensibles al tráfico y al aparcamiento en las ciudades funcionen bajo reserva. Ya que utilizamos el smartphone para nuestro día a día, que reservamos billetes, pistas de pádel o butacas de cine, ¿por qué no hacer lo mismo con los las plazas de aparcamiento en la calle?”, apunta Lagarde.

“Ofrecemos nuestro sistema a los ayuntamientos, quienes son los encargados de crear el marco legal que ampare nuestro sistema para que con simple legislación, colaboración ciudadana y tecnología podamos reducir hasta un 30% el tráfico de las ciudades y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, que ahorrarían tiempo y dinero”, concreta.

En el recuadro rojo la zona del aparcamiento incluida en el piloto.

Piloto en marcha desde hoy
Actualmente, Greenspot ha activado el proyecto piloto de su tecnología en el aparcamiento elevado en la antigua estación marítima (frente de la empresa Navaltec). “En ese espacio (ya señalizado) los conductores podrán reservar su plaza previamente y acudir directamente a ella, ahorrando la búsqueda de aparcamiento y saliendo de casa con los deberes hechos”, añade el director comercial.

De momento tienen 44 plazas del estacionamiento ofertadas, “y si hubiera interés por parte de los agentes encargados del estacionamiento en el Puerto, podríamos estudiar ampliar o modificar las condiciones del sistema”, subraya Lagarde.

La idea es que ahora mismo se reserve con una duración de un día entero y una reserva al día por usuario, con una antelación de hasta cinco días. El piloto se realizará desde hoy, 22 de febrero, hasta el 22 de marzo.

Tienen 44 plazas del estacionamiento ofertadas, “y si hubiera interés por parte de los agentes encargados del estacionamiento en el Puerto, podríamos estudiar ampliar o modificar las condiciones del sistema”

Y sobre el futuro, sobre cómo saltará el proyecto de este aparcamiento a más espacios públicos, el director comercial avanza: “Estamos en un proceso de testeo de la tecnología pero en negociaciones muy avanzadas con varios municipios, casi todos de la Comunitat Valenciana, donde son varios los concejales y agentes de Movilidad que han dado el visto bueno al sistema y a la iniciativa y que están esperando a que validemos para implementar pruebas piloto en sus ciudades”.

La app de Greenspot está ya disponible para su descarga en la App Store, en la Play Store y en su web.

El origen: ingenieros, amigos y motivados

La idea de poner en marcha Greenspot “surge durante la cuarentena cuando Jose Tomás Sánchez, el CEO, tuvo la genial idea de que dejáramos todo por emprender por una corazonada que tuvo. Los cuatro fundadores, amigos desde el primer año de carrera en la UPV, accedimos sin dudarlo a volver a juntarnos como equipo para lanzar el proyecto. Los cuatro somos amigos, compartimos intereses y tenemos el objetivo común de querer poner nuestro conocimiento y nuestra motivación al servicio de la sociedad para hacer del mundo un lugar más sostenible y conectado”, afirma Sergio Lagarde, director comercial de Greenspot.

Así, los cuatro ingenieros fundadores de la startup y un quinto componente, Ricardo Pérez, antiguo amigo del CEO y experto en programación (con lo que se sumó al proyecto como desarrollador de la app), se pusieron en marcha. Preguntado por la experiencia que atesoran, Lagarde destaca: “Jose Tomás Sánchez, con dos años de experiencia en consultoría y liderar equipos de programadores, es el CEO de Greenspot; Jesús Vilar, con dos años de experiencia en una startup alemana de simulaciones de software, es el CTO; Jesús Ruiz, que tiene una gran experiencia como ingeniero en un centro investigación de Granada, es el jefe de producto; y yo soy el encargado del marketing y las ventas, con experiencia en África y América Latina planificando y ejecutando proyectos de cooperación internacional”.