Jesús Vázquez, presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo. Foto: Jesús Nieto.
Tiempo de lectura estimado: 12 minutos

La Autoridad Portuaria de Vigo lidera el proyecto “Peiraos do Solpor”, pionero a nivel mundial, diseñado para mejorar la integración de los puertos con su entorno costero y ejemplo contundente de la responsabilidad del enclave con su entorno. “El proyecto otorga una mayor visibilidad al potencial que tienen los océanos en la captación de CO2 y en la lucha contra el cambio climático, pero, además, la Autoridad Portuaria de Vigo no quiere quedarse solo en su implantación en el puerto de Vigo, sino que el objetivo es que sirva de referente para implantarse en más puertos y seguir demostrando que la actividad portuaria no es incompatible con un ecosistema sano”, explica a este Diario Jesús Vázquez, presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo.

El proyecto “Peiraos do Solpor”, además, supondrá “mejorar la integración de los puertos con su entorno costero, potenciando el incremento de la biodiversidad en las infraestructuras portuarias y disminuyendo su impacto ambiental”, subraya Vázquez, lo que consolidará la estrategia puerto-ciudad del enclave.

Para la sociedad viguesa este tipo de iniciativa, “supone reencontrarse de nuevo con el mar, además de poder disfrutar de nuevos espacios de esparcimiento. Pero no solo eso, sino que lo que buscamos es concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de los ecosistemas marinos”, asevera el presidente portuario.

“Con este proyecto se potencian las acciones ambientales en la zona central del Puerto, donde la Autoridad Portuaria de Vigo trabaja, desde hace varios años, con la Universidad de Vigo en el estudio y desarrollo de estructuras para captación de carbono e incremento de biodiversidad”, detalla el presidente de la APV.

EL DATO

Premiado

El proyecto “Peiraos do Solpor”, además, supondrá “mejorar la integración de los puertos con su entorno costero, potenciando el incremento de la biodiversidad en las infraestructuras portuarias y disminuyendo su impacto ambiental”, subraya Vázquez, lo que consolidará la estrategia puerto-ciudad del enclave.

Para la sociedad viguesa este tipo de iniciativa, “supone reencontrarse de nuevo con el mar, además de poder disfrutar de nuevos espacios de esparcimiento. Pero no solo eso, sino que lo que buscamos es concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de los ecosistemas marinos”, asevera el presidente portuario.

La Autoridad Portuaria de Vigo presentó el proyecto “Peiraos do Solpor” en diciembre de 2019 a unos premios mundiales organizados por la Asociación Internacional de Puertos, en los que competía con otros 45 proyectos a nivel internacional. 

El proyecto del Puerto de Vigo fue seleccionado como uno de los tres mejores del mundo en el campo de la integración Puerto-Ciudad, dentro de la categoría de «Diálogo con la comunidad y la ciudad portuaria», donde competía contra un consorcio de puertos de Estados Unidos y Canadá y otro proyecto de un puerto coreano, que fueron los tres proyectos seleccionados dentro de esta categoría. Finalmente, el proyecto del Puerto de Vigo se alzó con el primer puesto.

Supone, también, el desarrollo de sistemas innovadores que favorecerán la colonización de organismos en áreas litorales que han sido alteradas por la construcción de infraestructuras. “El incremento de biodiversidad, de biomasa y el establecimiento de especies con altas capacidades de fijación de carbono, se traduce en una reducción de las emisiones de CO2 y, por tanto, de la huella ecológica”, recuerda Vázquez.

Asimismo, la instalación de estructuras submarinas genera  una serie de ventajas para su área de influencia como el incremento de la biodiversidad marina en la zona, el incremento de la biomasa marina y, en consecuencia, el incremento de la captura de CO2, el desarrollo de una zona de esparcimiento, la dinamización económica de la zona, la posibilidad de realizar estudios científicos sobre la colonización de las estructuras y la sensibilización de la sociedad sobre la necesidad de preservar el medio marino y su biodiversidad.

“El proyecto supone mejorar la integración de los puertos con su entorno costero, potenciando la biodiversidad y disminuyendo su impacto ambiental”

“Peiraos do Solpor” del Puerto de Vigo es un proyecto pionero a nivel mundial, diseñado para mejorar la integración de los puertos con su entorno costero.

Primeros resultados

El proyecto cuenta con tres fases. La primera ya está concluida. “Tras la colocación de las primeras estructuras en la dársena de A Laxe en marzo de 2019, se ha avanzado en el diseño y proyecto del observatorio submarino y se espera que, a finales de este año/principios del que viene, esté ya instalado en su ubicación definitiva para el disfrute de los ciudadanos”, avanza el presidente.

Habrá que esperar, “eso sí, hasta finales del próximo año o comienzos del siguiente, para dar el salto a la tercera y última fase de este ambicioso proyecto, que culminará en la escollera de Bouzas, donde los vigueses podrán disfrutar del “solpor” de la Ría de Vigo. Hasta entonces, tanto la empresa Econcrete como la Universidad de Vigo, siguen avanzando en nuevos diseños de arrecifes artificiales con el uso de impresoras 3D cada vez más sofisticadas y selectivas, para confeccionar ese gran jardín submarino del Puerto”, confirma Vázquez.

El proyecto prevé desarrollar este tipo de infraestructuras para disfrute de la ciudadanía.

Trabajo en equipo con expertos en la materia

El proyecto cuenta con la participación de la empresa israelita Econcrete -especialistas en proyectos ecológicos a nivel mundial-; el astillero vigués de Cardama; la Technical University of Denmark; la Universidad de Vigo y la propia Autoridad Portuaria de Vigo. 

La Universidad de Vigo se centra en el diseño y evaluación del potencial de estructuras biomiméticas como herramienta para mejorar el estado ecológico de las dársenas portuarias, además de asesorar al Puerto de Vigo en el diseño de la parte ecológica del proyecto.

La empresa Econcrete fabricará e instalará diversas estructuras artificiales que han demostrado favorecer la mejora del estado ambiental en puertos de EEUU, Europa y Australia. 

Por su parte, el astillero de Cardama realizará el diseño y construcción de un observatorio submarino -previsto en la fase 2 del proyecto y que se ubicará en la dársena de A Laxe, frente al edificio de Portocultura-, mientras que la Technical University of Denmark realizará el seguimiento y análisis de los resultados ecológicos obtenidos.  

La Autoridad Portuaria de Vigo será la encargada de supervisar todas las actuaciones que se realizarán en el Puerto, establecerá los requerimientos técnicos, gestionará los permisos pertinentes y actuará de intermediario con Puertos del Estado y otras administraciones permitiendo, de este modo, evaluar el impacto y el potencial crecimiento de estas tecnologías en los puertos europeos.

El proyecto prevé la instalación de un observatorio submarino, desde donde se podrán ver varios paneles verticales diseñados para la colonización de fauna y flora.

TRES FASES para crear un espacio de recreo y concienciación ambiental

“Peiraos do Solpor” es un proyecto diseñado para mejorar la integración de los puertos con su entorno costero, potenciando el incremento de la biodiversidad en las infraestructuras portuarias y disminuyendo su impacto ambiental. “Las actuaciones previstas en cada una de sus fases -un total de tres- van encaminadas a compatibilizar las actividades portuarias e industriales con el adecuado estado ecológico del intermareal”, detalla Jesús Vázquez, presidente del Puerto de Vigo.

El proyecto consta de tres fases bien diferenciadas, en las que se contemplan diversas acciones que se llevarán a cabo también en dos zonas distintas del puerto de Vigo: la dársena de A Laxe y la Terminal Ro-Ro de Bouzas.

 1ª FASE: Dársena de A Laxe (pantalán de Prácticos) CONCLUIDA

La primera fase del proyecto, ya concluida, se ha llevado a cabo en la dársena de A Laxe, concretamente en el pantalán de Prácticos (ubicado en la entrada del Muelle de Trasatlánticos), donde, en marzo de 2019, se colocaron unas primeras estructuras o arrecifes submarinos. Se trata de una serie de cuerdas y estructuras innovadoras que conforman un jardín submarino, donde las algas se puedan adherir y, además, sirve de lugar de cría de peces y otros animales. 

Desde entonces, la Universidad de Vigo ha monitorizado el crecimiento biológico de la zona.

 2ª FASE: Dársena de A Laxe (frente al edificio de Portocultura)

La segunda fase, que está a punto de arrancar, se llevará a cabo en la misma dársena de A Laxe pero, en esta ocasión, frente al edificio de Portocultura. En este espacio se instalará un observatorio submarino, desde donde se podrán ver varios paneles verticales diseñados para la colonización de fauna y flora (310 metros cuadrados), así como cinco arrecifes artificiales que, actualmente, está diseñando la empresa Econcrete. 

La actuación se completará con cuatro pantalanes flotantes y dos pasarelas de acceso. El diseño se realizará a medida para optimizar la visibilidad del ecosistema, su relación con las infraestructuras portuarias y mejorar la integración Puerto-Ciudad.

 3ª FASE: Terminal Ro-Ro (escollera de Bouzas)

Finalmente, la última fase del proyecto se desarrollará en la zona de escollera de la Terminal Ro-Ro de Bouzas, donde se integrarán los desarrollos de las fases anteriores, mediante un proyecto ambicioso de integración Puerto-Ciudad, con paseos y observatorios submarinos y la mejora ecológica con la instalación de estructuras y arrecifes artificiales y  piscinas intermareales que simulan pequeños ecosistemas, convirtiéndola en una zona de paseo para el disfrute de los vigueses de la riqueza submarina de la Ría de Vigo.

Estas áreas están enfocadas a su uso como espacio de recreo y concienciación ambiental. Para ello, en el caso de la 3ª FASE, “que quizá es la más llamativa desde el punto de vista de integración puerto-ciudad, la que tendrá lugar en la escollera de Bouzas, se proyecta una estructura sobre la superficie marina de uso recreativo con varios observatorios submarinos. Estos permitirán dar a conocer a la ciudadanía la riqueza ecológica del entorno portuario, así como realizar una labor de divulgación ambiental acerca de la importancia del intermareal y su conservación”, subraya Vázquez.

Completarán las actuaciones en la zona descrita diversas acciones de restauración ambiental bentónica, proyectándose la regeneración de fondos con zostera marina, macroalgas y la instalación de arrecifes artificiales, basándose en los estudios y proyectos previos que han sido realizados en colaboración con la Universidad de Vigo como piloto.

Este ambicioso proyecto culminará en la escollera de Bouzas, donde los vigueses podrán disfrutar del “solpor” de la Ría de Vigo.