Francesc Sánchez, director general, y Aurelio Martínez, presidente, respectivamente, de Valenciaport durante la rueda de prensa celebrada tras el Consejo.
Tiempo de lectura estimado: 6 minutos

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Valencia ha seleccionado la oferta presentada por Baleària para la construcción y gestión de la nueva terminal pública de pasajeros del Puerto de Valencia. 

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Valencia ha seleccionado la oferta presentada por Baleària para la construcción y gestión de la nueva terminal pública de pasajeros del Puerto de Valencia. 

Esta infraestructura se ubicará entre el muelle de Poniente y el muelle del Espigón del Turia

La oferta presentada por Baleària para la construcción y gestión de la nueva terminal pública de pasajeros del Puerto de Valencia ha sido seleccionada.
La oferta presentada por Baleària para la construcción y gestión de la nueva terminal pública de pasajeros del Puerto de Valencia ha sido seleccionada.

 

Entre los hitos del proyecto destacados por Aurelio Martínez está: que Baleària garantiza que el 100% de la energía eléctrica necesaria para el funcionamiento de la terminal se producirá en las propias instalaciones y será de origen renovable; que la estación funcionará con cero emisiones contaminantes y apostará por la economía circular; la terminal reciclará el 100% de los residuos que genere en una planta de biometano que se construirá expresamente para este fin; y que tratará los residuos de los buques y los propios del edificio para obtener biogás.

Es más, ha añadido el presidente de la APV. “El proyecto apuesta por una notable reducción de ruidos ya que todas las líneas de atraques estarán equipadas técnicamente para poder suministrar conexión eléctrica a los buques atracados, facilitando así parar sus motores y sus emisiones cuando estén de visita en Valencia”. 

El diseño interior de la estación garantizará la operativa independiente de los pasajeros de cruceros y los pasajeros de líneas regulares. Y entre otras novedades del proyecto, extras de la oferta presentada, destacan el desarrollo previsto de un Centro de Innovación y Ecoeficiencia y un espacio para la dinamización cultural.

 

Extraordinaria noticia

Por su parte, el presidente de Baleària, Adolfo Utor, considera que la adjudicación de la construcción y explotación de la nueva terminal de pasajeros de València a la naviera y a la operadora de cruceros Global Ports Holding (GPH) “es una extraordinaria noticia en momentos de incertidumbre y de temporal en la economía”. 

“Nos sentimos satisfechos de ver compensado nuestro esfuerzo por alumbrar un proyecto concebido para ser referente de sostenibilidad, innovación y compromiso con la ciudad de València, sus barrios marineros y la comunidad portuaria”, ha destacado Utor.

“Estamos muy agradecidos a la Autoridad Portuaria de Valencia por depositar la confianza en Global Ports Holding (GPH) como operador de la terminal de cruceros de València”, ha añadido el CEO de GPH, Emre Sayi. 

“Estamos convencidos que el proyecto presentado por nuestro socio Baleària con la colaboración de GPH, dos empresas líderes en su sector, permitirá posicionar Valencia como un referente a nivel internacional. Desde el primer momento, nuestro equipo trabajará juntamente con las instituciones y la sociedad valenciana para maximizar los beneficios de esta industria de una manera sostenible”, ha concluido Emre Sayin. 

Nuevo pantalán en Sagunto

El puerto de Sagunto tendrá un nuevo pantalán. La Autoridad Portuaria de Valencia abordará la construcción de un pantalán de nueva planta en el puerto de Sagunto ante la imposibilidad de desarrollar cualquier tipo de restauración del anterior, una estructura que cuenta con 43 años de vida (de los que solamente estuvo operativa durante los primeros 13), siempre expuesta a las más duras condiciones meteorológicas y que no ha podido soportar la última DANA (diciembre de 2019) ni la virulencia de la borrasca Gloria (enero 2020). Entre ambos fenómenos se aceleró el deterioro irreversible.

Por todo ello, según ha explicado Aurelio Martínez,  “vamos a cumplir con los compromisos de inversión relacionados con el pantalán que firmamos hace casi dos años con el Ayuntamiento de Sagunto, con el anterior alcalde y, más recientemente, con el actual. Porque lo que está firmado está firmado, y hay que cumplirlo. Restaurar el pantalán a su altura actual tendría poco futuro. Hay que construir uno nuevo. Somos muy respetuosos con Sagunto y su ayuntamiento”.

La demolición y limpieza de las aguas a la que obligará la retirada del viejo pantalán está presupuesta en 8 millones de euros que correrán a cargo de la APV. Para el nuevo pantalán del puerto de Sagunto, la Autoridad Portuaria de València también tiene un presupuesto de 5 millones de euros (los contemplados en el convenio).  El proyecto se desarrollará en colaboración con el Ayuntamiento de Sagunto y combinará el uso social, turístico y cultural, en un marco de máxima seguridad para la ciudadanía.

 

Ayuntamiento de Sagunto: disconforme con la medida

Por su parte, el Ayuntamiento de Sagunto ha comunicado que se muestra disconforme con la solución de demoler el pantalán y así lo han expresado el alcalde de Sagunto, Darío Moreno, y los concejales Pepe Gil y Guillermo Sampedro, en una rueda de prensa después de conocer la intención de la APV que se extrae de las conclusiones del estudio técnico realizado sobre su situación.

Además, los tres miembros del Equipo de Gobierno han coincidido también en criticar «las formas en las que el Ayuntamiento ha conocido este asunto ya que no debería haberse dado a conocer en un Consejo de Administración de la APV sino que tenía que haber sido convocado el Ayuntamiento para conocer todos los detalles». El informe se ha solicitado «y según la APV llegará por vía oficial al Ayuntamiento la próxima semana para que el consistorio lo pueda analizar», han añadido.

En este sentido, según el alcalde de Sagunto se va a convocar a todos los portavoces de los partidos políticos representados en la Corporación Municipal a una reunión para intentar consensuar una línea de actuación, una vez se tenga el informe y así analizarlo con detenimiento. Posteriormente se solicitará una reunión oficial con la APV para exponer las líneas a seguir por el Ayuntamiento de Sagunto.