incorporar nuevas tecnologías al campo de las Ayudas de Navegación en la Eurovía del Guadalquivir.
Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

La Autoridad Portuaria de Sevilla prosigue en su constante mejora de la navegación en la ría del Guadalquivir. Almarin, la empresa adjudicataria del concurso de ayudas a la navegación de 2020, ha ejecutado el nuevo balizamiento en la dársena del Cuarto, la actualización de equipos en una enfilación y la sustitución de dos boyas de acero por otras de elastómero en la Broa de Sanlúcar.

Para este nuevo balizamiento de la Dársena del Cuarto, Almarin ha fabricado un total de siete boyas Balizamar B1600T (2 laterales babor, 3 laterales estribor, una marca especial y una cardinal norte) con sus respectivos proyectores LED. Para la Broa de Sanlúcar han sido instaladas dos boyas Guia G3000TW, además de sus respectivas linternas LED y dos equipos de AIS. Para la enfilación C, dos proyectores LED de alta tecnología han sido instalados con dos módulos de monitorización y, por último, Almarin ha suministrado dos postes cilíndricos ALT 3 de cuatro metros para la dársena, en la zona de la antigua esclusa.

Cabe destacar la elección de una boya de flotador gris de acuerdo con las más recientes recomendaciones de la IALA para la boya cardinal del bajo de Picacho. Esta nueva configuración de colores no considera el color del flotador como parte de la señal, asegurando que los colores necesarios están incorporados en el castillete.

Desde 2015, la Autoridad Portuaria de Sevilla trabaja para incorporar nuevas tecnologías al campo de las Ayudas de Navegación en la Eurovía del Guadalquivir, con una inversión total que ha superado el millón de euros.