Tiempo de lectura estimado: 24 minutos

Puertos del Estado remitió el viernes a la Autoridad Portuaria de Valencia un informe técnico-jurídico favorable

El proyecto de la Terminal Norte de Contenedores del Puerto de Valencia dio el pasado viernes un nuevo paso adelante después de que Puertos del Estado remitiera a la Autoridad Portuaria de Valencia un informe jurídico-técnico favorable, tal y como adelantó diariodelpuerto.com el mismo viernes a mediodía.

El informe de OPPE no pone fin al largo y tortuoso camino que está atravesando el proyecto, pero sí puede ser considerado como un punto de inflexión definitivo.

Efectivamente, y después de que Transición Ecológica decidiera modificar de oficio todas las DIA de los puertos, ahora es el turno de la Autoridad Portuaria de Valencia, que debe ajustar el proyecto con las recomendaciones apuntadas por OPPE, trasladar el definitivo a TiL, dar por buena la DIA y proceder a su adjudicación.

El objetivo de la entidad portuaria es ejecutar todo este proceso con la máxima celeridad posible, de hecho, no habría que destacar que incluso se pudiera incluir la adjudicación en el Orden del Día del Consejo de Administración de finales de este mes de abril.

No obstante, la propia APV ha recalcado que aunque su interés es acelerar al máximo el proceso, no se va a dar ningún paso en falso y se utilizará el tiempo que sea necesario para que todo quede perfectamente desarrollado.

 

Informe

Las conclusiones del informe jurídico establecen que, puesto que el proyecto cuenta con la DIA favorable y las obras comenzaron a ejecutarse antes de cumplirse un año desde la publicación de ésta, se considera que la declaración está vigente, dado que no incurre en ninguno de los supuestos de caducidad de las legislaciones en materia de evaluación ambiental, incluyendo la ley de evaluación ambiental.

Por otro lado, la nota técnica concluye que las modificaciones planteadas en el anteproyecto de las obras a realizar para el desarrollo de la terminal de contenedores en la ampliación Norte del puerto de Valencia “no parecen incurrir en ninguno de los supuestos del artículo 7.2.c de la Ley 21/2013 de evaluación ambiental, que determinan cuando las modificaciones de proyectos que cuentan con DIA en vigor deben someterse a nueva evaluación ambiental”.

No obstante, Puertos del Estado matiza, “que la Autoridad Portuaria de Valencia, en su condición de órgano sustantivo del proyecto, de acuerdo a la resolución de 31 de marzo de 2021 de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, será quien debe asumir la responsabilidad de determinar el sometimiento o no a evaluación ambiental de las actuaciones contempladas en el Anteproyecto presentado, con lo que la nota técnica y el informe jurídico remitidos por Puertos del Estado no constituyen más que una respuesta de carácter informativo emitido ante una consulta realizada por la propia Autoridad Portuaria”.

Recomendaciones

Por otra parte, en la nota técnica se recomienda que en caso de que la APV tome la decisión de considerar las actuaciones que constituyen la versión final del Anteproyecto, se fundamenten tres cuestiones con carácter previo a la aprobación de los correspondientes proyectos.

Por un lado debería acreditar que la intensificación de la actividad de dragado en la dársena interior del puerto de Valencia “no conduce a un incremento significativo de vertidos al litoral con respecto al proyecto original sometido a DIA”.

Asimismo, tendrá que justificar que el material sobrante procedente de las demoliciones o de la retirada prevista de instalaciones portuarias ya ejecutadas, y que figuran sin destino concreto, “será reutilizado para relleno de explanadas o para otras infraestructuras del puerto, de forma tal que no suponga un incremento significativo de la generación de residuos con respecto al citado proyecto original”.

Finalmente, la nota pide que “se constate la inexistencia de nuevos yacimientos no inventariados en los estudios arqueológicos más detallados establecidos en la DIA como medida correctora”.

EL INFORME

Al margen del informe jurídico, que acredita que la DIA no ha caducado, la nota técnica justifica, a lo largo de 71 páginas, que la modificación del proyecto no tiene efectos adversos sobre el medio ambiente, superando los seis supuestos en los que debería incurrir el proyecto que hubieran rechazado  su viabilidad.

Los supuestos, que no cumple, son:

• Incremento significativo de las emisiones a la atmósfera.
• Incremento significativo de  los vertidos a cauces públicos o al litoral.
• Incremento significativo de  la generación de residuos.
• Incremento significativo en la utilización de recursos naturales.
• Una afección a Espacios Protegidos Red Natura 2000.
• Una afección significativa sobre el patrimonio cultural.

Aurelio Martínez, presidente de la APV.

Aurelio Martínez: “La nueva terminal será una infraestructura modélica a nivel internacional de la que los valencianos y la Comunidad Portuaria podrán estar orgullosos”

La Autoridad Portuaria de Valencia ha expresado su “agradecimiento y satisfacción” por el informe remitido por los técnicos de Puertos del Estado.

“La Autoridad Portuaria de Valencia cumplirá minuciosa y escrupulosamente con todas y cada una de las observaciones que ha planteado Puertos del Estado, dado que comparte plenamente los objetivos de respeto hacia el medioambiente y la sostenibilidad del OPPE”, ha asegurado en un comunicado de prensa.

Según la institución portuaria, “el medioambiente, la descarbonización, la incorporación de energías alternativas, la sostenibilidad, la ecoeficiencia son desde hace más de 20 años objetivos fundamentales a la hora de planificar proyectos relacionados con los puertos de Valencia, Sagunto y Gandia”.

“En los últimos ejercicios Valenciaport la APV ha hecho del medioambiente un objetivo estratégico, presente en los planes de empresa, de inversión y de futuro para cualquier tipo de iniciativa, por lo que la nueva terminal norte de contenedores será una infraestructura modélica a nivel internacional, de la que los valencianos y la Comunidad Portuaria de Valencia podrán estar orgullosos”, aseguran.

“El Puerto de Valencia es una empresa impulsora de innovación y de futuro,  y cada vez más un   ejemplo de compromiso social y medioambiental.  En los próximos días, la APV estudiará los informes que ha remitido Puertos del Estado para valorar detalladamente su alcance”, concluye.

Pedro Coca, presidente de Propeller Valencia.

Propeller Valencia insta a agilizar «todo lo posible los trámites necesarios para que la Terminal Norte sea adjudicada cuanto antes»

Propeller Valencia ha mostrado su satisfacción tras conocerse el resultado positivo del informe elaborado por Puertos del Estado en torno a la Terminal Norte del Puerto de Valencia. «La futura puesta en marcha de este proyecto cuenta con las mayores garantías medioambientales y de sostenibilidad que ninguna infraestructura anterior ha tenido en la Comunitat Valenciana, fruto de un trabajo entre las administraciones públicas, la APV, el sector empresarial y la sociedad civil», ha destacado la asociación de directivos y empresarios logísticos.

Propeller Valencia comparte la apuesta por el desarrollo sostenible que mantiene la propia Autoridad Portuaria de Valencia y reclama que cualquier actuación portuaria se desarrolle siguiendo escrupulosamente lo que marca la ley en materia medioambiental.

La asociación insta a agilizar todo lo posible los trámites necesarios para que la Terminal Norte sea adjudicada cuanto antes y que así pueda ayudar a aliviar la congestión en los muelles y a aumentar la competitividad del recinto portuario.

“La puesta en marcha de la terminal reforzará el carácter interoceánico del puerto de Valencia y su conectividad con mercados de todo el mundo, algo que dota de mayor competitividad al tejido empresarial valenciano. La noticia del informe favorable de Puertos del Estado nos anima a seguir trabajando en la dirección adecuada, al servicio de la economía y de una sociedad valenciana que se va a ver especialmente beneficiada con el crecimiento del Puerto de Valencia”, ha aseverado Pedro Coca, presidente de Propeller Valencia.

 

Sin olvidar el acceso por el norte al puerto

Finalmente, Propeller Valencia recuerda que el desarrollo de la Terminal Norte de Contenedores del Puerto de Valencia y su puesta en marcha debería ser complementada con la creación de un nuevo acceso por el norte al puerto. En este sentido reclama diálogo y sentido común para que el proyecto sea diseñado y ejecutado con la máxima celeridad.

Pedro Coca, presidente de Propeller Valencia.

Navarro: «El compromiso del Puerto con el medio ambiente es claro»

La Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) también ha mostrado su satisfacción ante el resultado del informe elaborado por Puertos del Estado que concluye que la Nueva Terminal Norte del Puerto de Valencia no precisa una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA).

Según el presidente de la CEV, Salvador Navarro, “el compromiso del Puerto de Valencia con el medioambiente es claro. Ahora esperamos que la adjudicación de la nueva terminal pueda hacerse lo más rápido posible y que nuestro territorio empiece a ver los importantes beneficios socieconómicos y también ambientales que ya apuntamos en el estudio elaborado por la UPV y promovido por la CEV, Cámara Valencia y Propeller Valencia”. 

“Tenemos una infraestructura potentísima, básica para seguir ascendiendo posiciones en nuestro nivel de competitividad y para estimular nuestra economía”, ha añadido Navarro.

La Comissió Ciutat-Port llevará a los tribunales el proyecto

Tras conocerse el Informe de Puertos del Estado, la Comissió Ciutat-Port, entidad integrada por asociaciones vecinales y ecologistas, ya ha apuntado que cuestiona la legalidad del comportamiento abstencionista de Puertos del Estado al delegar la decisión final sobre la Declaración de Impacto Ambiental en la Autoridad Portuaria de Valencia, y que acudirá a los tribunales, frente a uno y otro organismo, por autorizar el proyecto sin un nuevo informe ambiental.

Por su parte, la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha afirmado que “pedirá y estudiará” el informe de Puertos del Estado, así como el proyecto definitivo de la Terminal, ya que “continúa sin hacerse público” y, a su juicio, “está en juego el modelo de ciudad y el bienestar social y ambiental”. 

Finalmente, Compromís per València rechazó la decisión del Gobierno que da “luz verde a la insostenible ampliación del puerto de Valencia”, exigió la paralización del proyecto e instó a la Autoridad Portuaria de Valencia a llevar a cabo un nuevo plan estratégico que tenga en cuenta “la emergencia climática, sanitaria y económica actual”.

Ribó reitera su oposición al proyecto

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha reiterado hace unos minutos se oposición al proyecto de la Terminal Norte del puerto de Valencia, y acusa al Gobierno de «lavarse las manos» al dejar en manos de la Autoridad Portuaria de Valencia la decisión de llevar a cabo una nueva DIA para la nueva infraestructura.

Ribó ha recordado la reciente aprobación de la Ley de Cambio Climático y asegura que el proyecto es «incompatible» con esta nueva legislación. Asimismo, se pregunta de dónde se van a sacar los materiales de relleno para la terminal y alerta de nuevas afecciones a las playas colindantes al puerto.

Asimismo, el primer edil ha advertido sobre los efectos para la ciudad debido al aumento del tráfico de camiones, y ha echado en cara a la Autoridad Portuaria de Valencia no haber dispuesto de la documentación necesaria relativa a los cambios acometidos en el proyecto.

Por su parte, la portavoz del PP en la ciudad de Valencia, María José Catalá, ha pedido «no torpedear» un proyecto «del que dependen miles de puestos de trabajo».

En un comunicado, Catalá pide «respetar» los informes técnicos y jurídicos emitidos por Puertos del Estado, aunque ha pedido a la Autoridad Portuaria de Valencia extremar la vigilancia ambiental para proteger las playas de la ciudad y seguir las recomendaciones de Puertos del Estado.

Alto impacto en la economía de la Comunitat Valenciana

La Terminal Norte del Puerto de Valencia tendrá un notable impacto en la economía valenciana tanto en su proceso de construcción como una vez puesta en marcha. Según el estudio elaborado por el Instituto de Transporte y Territorio (ITRAT), de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), sobre la incidencia de la infraestructura, la puesta en marcha de la terminal reforzará el carácter interoceánico del puerto de Valencia y su conectividad con mercados de todo el mundo, algo que dota de mayor competitividad al tejido empresarial valenciano. El informe mide la incidencia en parámetros como los salarios, beneficio bruto, ingresos fiscales para la Administración o el número de empleos, entre otras variables. El estudio de la UPV también pone negro sobre blanco el impacto de la actividad portuaria una vez que la terminal esté a pleno rendimiento.
 

Sigue el proceso: camino allanado, aunque no finalizado

Los más de cuatro años que duraron las obras de la Ampliación Norte, su inauguración en 2012, los cambios introducidos en el proyecto inicial o la presentación de la única oferta para gestionar la Terminal Norte por parte de TiL, son sólo algunos pasos que se han dado hasta ahora. Y si bien es verdad que la remisión del informe por parte de Puertos del Estado a la Autoridad Portuaria de Valencia no es un paso definitivo, sí que es relevante en cuanto que despeja la principal duda que recaía sobre el proyecto.

El siguiente movimiento lo realizará  la APV con la introducción de las modificaciones propuestas por OPPE. Una vez haya ocurrido esto, Valenciaport lo remitirá a TiL para que ésta analice dichos cambios y determine su idoneidad. Con el visto bueno del terminalista, el proyecto se remitirá al Consejo de Administración de la APV, que espera poder adjudicarlo de forma definitiva este mes de abril.

¿Qué pasará después? Nadie lo sabe, aunque durante los últimos años ha habido suficientes indicios como para poder adivinar -con poco margen de error- lo que sucederá. Aurelio Martínez, presidente de Valenciaport, tiene asumido que “seguro habrá alegaciones al proyecto”. La cuestión fundamental es saber cómo afectarán a los tiempos de la puesta en marcha de la terminal.

Esa afectación dependerá de si los colectivos que presenten esos recursos pedirán la suspensión cautelar del proyecto. Si esto sucede, la Justicia deberá decidir si la acepta o no. De hacerlo, el proceso sufriría una nueva paralización hasta que se produjera la decisión judicial.

Las obras de la Ampliación Norte del Puerto de Valencia, iniciadas en 2008, se prolongaron durante cuatro años.

La inauguración de las obras de abrigo tuvieron lugar en 2012, por parte de la entonces ministra de Fomento, Ana Pastor.

Aurelio Martínez, presidente de la APV, mostraba en 2018 el proyecto para la Terminal Norte que modificaba el original.

Un momento de la mesa redonda donde se debatieron fórmulas de automatización en los procesos portuarios y logísticos.

El proyecto de la Terminal Norte ha recibido el respaldo no sólo de las asociaciones sectoriales, sino de las grandes organizaciones empresariales valencianas, como la CEV, AVE o la Cámara de Comercio de Valencia.

Profesionales y patronales responden: Un SÍ rotundo a la Terminal Norte

No sólo la comunidad portuaria y logística ha dado su respaldo al proyecto de la Terminal Norte y a las infraestructuras asociadas con ella en los últimos años, sino que ese apoyo también ha llegado desde las principales asociaciones empresariales de la Comunitat Valenciana.

Las grandes asociaciones sectoriales relacionadas con la actividad portuaria no han permanecido ajenas a esta situación. La mayoría de ellas coinciden en señalar lo pernicioso que resulta que proyectos de esta envergadura se eternicen en el tiempo y advierten de sus consecuencias, sobre todo las que tienen que ver con el traslado del proyecto a otros puertos del entorno.

El mundo empresarial tiene además un mensaje para la clase política, que es la que en última instancia decide. Mientras unos piden “responsabilidad” para no dar al traste con proyectos con grandes dosis de inversión, otros van más allá y critican los mensajes que desde ciertos estamentos y partidos políticos se lanzan contra la terminal, tildándolos de “barbaridades”.

Todas coinciden, asimismo, en la repercusión que tendrá la nueva infraestructura, sobre todo en la vertiente económica. Nuevos empleos más cualificados, inversiones inducidas con la construcción y equipamiento de la terminal o una mayor conectividad y competitividad del tejido empresarial y exportador valenciano son sólo algunos de los argumentos que esgrimen las organizaciones que a lo largo de estos dos últimos años se han pronunciado. Sectores como el agroalimentario o el cerámico han hecho hincapié en varias ocasiones sobre la necesidad de contar con esta infraestructura.

Pero ese apoyo no se ha circunscrito únicamente a la terminal, sino a otro proyecto asociado de forma intrínseca, como es del Acceso Norte. Las asociaciones de transportistas portuarios han advertido de la necesidad de desarrollar ambos proyectos a la par para evitar futuros colapsos en el puerto una vez que la terminal esté en funcionamiento, y exigen que sea preferentemente para camiones, una demanda que en su momento recibió el apoyo del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC).

Sostenibilidad

Junto con el Plan Técnico y de Inversión, TiL ha incluido un ambicioso plan medioambiental cuyo objetivo principal es el de definir medidas y procedimientos ambientales que garanticen desarrollar y mantener una terminal sostenible, ajustada a la ISO 14001 y el Reglamento EMAS.

La maquinaria será 100% eléctrica y la terminal estará dotada para la conexión de los buques en puerto a la red eléctrica, reduciendo a cero las emisiones contaminantes de los grandes buques a la atmósfera y, por tanto, al entorno urbano.

TiL también ha definido un amplio plan de RSC con una estrategia de actuación que implicará a todos y cada uno de los agentes de la cadena

Accesos terrestres vertebrados por ferrocarril

El ferrocarril va a condicionar los accesos terrestres a la Terminal Norte. La APV ha proyectado una red de ferrocarril con doble vía, en ancho ibérico e internacional. Este acceso por ferrocarril entroncaría con la propia terminal ferroviaria de la terminal.

Los vehículos pesados accederían a las instalaciones gestionadas por TiL por un vial proyectado a la derecha de la red ferroviaria, mientras que la salida se establecería en la margen izquierda de la vía.
También se ha proyectado un vial de servicio, con doble sentido de ocupación, que se sitúa a la derecha del vial de entrada para vehículos pesados.

Los nuevos accesos se ubicarán entre el depósito de contenedores y la bocana de entrada a la Dársena Interior del puerto de Valencia. Infografía: José Antonio Sánchez.