Tiempo de lectura estimado: 3 minutos

El mercado de navidad del Port Vell ha contribuido a la reanudación económica, social y cultural de la ciudad y, especialmente, del distrito de Ciutat Vella. El programa de animación del encuentro ha dado visibilidad a los movimientos asociativos del distrito y, sobre todo, a los jóvenes talentos. Más de 500 personas, entre estudiantes de música y artistas emergentes, perfiles semiprofesionales y participantes de proyectos sociales han llenado el escenario de la Navidad en el Puerto.Entidades como el Taller de Músics, el Centro de Música y Escena para la Inclusión Social Xamfrà, la Escuela de Músicos y JPC, la Asociación Riborquestra, la Escuela de Música del Palau, el Conservatorio del Liceu, el Cor Drassanes y el espacio de aprendizaje musical Sona, han colaborado a dinamizar el espacio con sus actuaciones musicales.También han tenido muy buena acogida los espacios dedicados a los pequeños con actividades destinadas a difundir la cultura portuaria y marítima organizadas en colaboración con la Comunidad Portuaria, así como las visitas guiadas al barco de la organización Open Arms, que atrajeron además de 3.000 personas.En el ámbito solidario, las sesiones organizadas por la Sección de Baile del Port de Barcelona permitieron recaudar 1.805 euros para la Marató de TV3, dedicada este año a las enfermedades mentales. Asimismo, la instalación del Contenedor Solidario del Port de Barcelona en la feria ha contribuido a la recaudación para el Banco de Alimentos de Barcelona.El muelle de la Fusta se ha convertido en un espacio seguro donde disfrutar de estas fiestas junto al mar, con la iluminación, la gastronomía, las paradas navideñas y todas las actividades pensadas para la ocasión. El Port de Barcelona prevé dar continuidad al mercado navideño y trabaja ya en la próxima edición.

El mercado de navidad del Port Vell ha contribuido a la reanudación económica, social y cultural de la ciudad y, especialmente, del distrito de Ciutat Vella. El programa de animación del encuentro ha dado visibilidad a los movimientos asociativos del distrito y, sobre todo, a los jóvenes talentos. Más de 500 personas, entre estudiantes de música y artistas emergentes, perfiles semiprofesionales y participantes de proyectos sociales han llenado el escenario de la Navidad en el Puerto.

Entidades como el Taller de Músics, el Centro de Música y Escena para la Inclusión Social Xamfrà, la Escuela de Músicos y JPC, la Asociación Riborquestra, la Escuela de Música del Palau, el Conservatorio del Liceu, el Cor Drassanes y el espacio de aprendizaje musical Sona, han colaborado a dinamizar el espacio con sus actuaciones musicales.

También han tenido muy buena acogida los espacios dedicados a los pequeños con actividades destinadas a difundir la cultura portuaria y marítima organizadas en colaboración con la Comunidad Portuaria, así como las visitas guiadas al barco de la organización Open Arms, que atrajeron además de 3.000 personas.

En el ámbito solidario, las sesiones organizadas por la Sección de Baile del Port de Barcelona permitieron recaudar 1.805 euros para la Marató de TV3, dedicada este año a las enfermedades mentales. Asimismo, la instalación del Contenedor Solidario del Port de Barcelona en la feria ha contribuido a la recaudación para el Banco de Alimentos de Barcelona.

El muelle de la Fusta se ha convertido en un espacio seguro donde disfrutar de estas fiestas junto al mar, con la iluminación, la gastronomía, las paradas navideñas y todas las actividades pensadas para la ocasión. El Port de Barcelona prevé dar continuidad al mercado navideño y trabaja ya en la próxima edición.