Tiempo de lectura estimado: 3 minutos

La Autoridad Portuaria de Valencia (APV) y el ayuntamiento de Valencia han suscrito un convenio para la instalación de un dispositivo para la generación de energía eléctrica a partir de las olas -undimotriz- que se va a ubicar en la Marina de Valencia.

El concejal de Emergencia Climática y Transición Energética, Alejandro Ramon, y el jefe de Transición Energética de la APV, Federico Torres, han explicado los objetivos de la iniciativa WEC (Wave Energy Converter) esta mañana en rueda de prensa.

A través de este convenio, el Puerto de Valencia otorga al Ayuntamiento de Valencia la autorización de ocupación de dominio público portuario para la instalación de un dispositivo para la generación de energía undimotriz. En este caso en particular la propuesta del consistorio se realiza en el marco del proyecto demostrativo H2020 MAtchUP financiado por la Comisión Europea, el cual prevé desarrollar una solución tecnológica innovadora y sostenible al producir energía aprovechando la acción del oleaje, teniendo una gran repercusión social y medioambiental.

Este captador de energía undimotriz, por sus características y su propia funcionalidad, va a situarse en el martillo del Canal de acceso de la Marina de València, una zona donde incide el oleaje sin obstáculo. En esta área, tanto por la orientación, como por la morfología del dique exterior (dique vertical), la reflexión del oleaje sobre el propio paramento vertical provoca el aumento de la altura de ola y por tanto de la energía del oleaje. El dispositivo ocupará una superficie total de 105 metros cuadrados, correspondiente a 77 metros cuadrados de terrenos y 28 metros cuadrados de lámina de agua.

Federico Torres ha subrayado que “este proyecto va en la línea estratégica de la APV de la descarbonización y la apuesta por las fuentes renovables en el marco del objetivo de Valenciaport 2030, cero emisiones. Desde la Autoridad Portuaria estamos apostando con hechos concretos con iniciativas como la subestación eléctrica que suministrará energía a los buques en puerto, la instalación de placas fotovoltaicas o la ubicación de aerogeneradores para la producción de energía eólica”.

El responsable del área de Transición Energética de la APV ha felicitado al Ayuntamiento por esta iniciativa que “encaja perfectamente en el proyecto común de convertir a la ciudad de Valencia en una zona de descarbonización que redunda en el beneficio de toda la sociedad valenciana”.

Proyecto WEC

El proyecto WEC (Wave Energy Converter) generará unos 130.000 kilovatios al año, lo que equivaldrá a reducir en 16 toneladas la producción anual de CO2 de la ciudad. Esta innovadora actuación está cofinanciada al 50% por el Ayuntamiento y la Unión Europea. El concejal Alejandro Ramon ha explicado que “las obras empezarán durante este 2022. Esperamos que después del verano puedan empezar y que, en 2023, las olas de esta ciudad se puedan utilizar para generar energía eléctrica”.

El sistema de funcionamiento es sencillo y consiste en la instalación en el mar de un dispositivo, parecido a un flotador, que está conectado a un brazo hidráulico. La generación de energía se produce por el movimiento constante y repetitivo de elevación e inmersión del flotador. El coste del dispositivo es de 495.000 euros. El Ayuntamiento de Valencia licitará en las próximas semanas este proyecto y está previsto que esté en funcionamiento en 2023.