Tiempo de lectura estimado: 3 minutos

El ingeniero y militar español de origen flamenco, que murió el 19 de enero de 1744, es un personaje histórico de especial relevancia para el devenir de la Isla Verde y de la propia ciudad de Algeciras. Creador del Cuerpo de Ingenieros Militares en 1711, visitó el municipio y su isla en 1721 y 1724. Diseñó el primer urbanismo de la nueva ciudad sobre las ruinas meriníes, proyectó su fortificación a “la moderna”, que nunca se acometió, y la construcción de fortificaciones en el litoral de la bahía para hacer frente a la presencia inglesa en Gibraltar, como la Línea de Contravalación en la actual ciudad de La Línea, o la batería de San Antonio y los fuertes de San García y la Isla Verde en Algeciras. Con su recuerdo, la APBA mostrará a los visitantes la importancia que tuvo este enclave en el primer tercio del siglo XVIII, vinculado al renacer de la ciudad de Algeciras tras la pérdida de Gibraltar. La escultura tiene unas dimensiones de 2,40 m de altura y reproduce a Jorge Próspero de Verboom con su uniforme de teniente general, grado que tenía cuando el creador del Cuerpo de Ingenieros del Ejército visitó Algeciras. La escultura representa al protagonista en actitud de supervisar las primeras obras de la fortificación de la Isla Verde durante su segunda visita a la ciudad. Para el modelado del uniforme, Salvador Amaya, quien se ha convertido en el principal referente nacional en la escultura histórica militar, ha contado con expertos asesores, entre ellos el Instituto de Historia y Cultura Militar.

El ingeniero y militar español de origen flamenco, que murió el 19 de enero de 1744, es un personaje histórico de especial relevancia para el devenir de la Isla Verde y de la propia ciudad de Algeciras. Creador del Cuerpo de Ingenieros Militares en 1711, visitó el municipio y su isla en 1721 y 1724.

Diseñó el primer urbanismo de la nueva ciudad sobre las ruinas meriníes, proyectó su fortificación a “la moderna”, que nunca se acometió, y la construcción de fortificaciones en el litoral de la bahía para hacer frente a la presencia inglesa en Gibraltar, como la Línea de Contravalación en la actual ciudad de La Línea, o la batería de San Antonio y los fuertes de San García y la Isla Verde en Algeciras. Con su recuerdo, la APBA mostrará a los visitantes la importancia que tuvo este enclave en el primer tercio del siglo XVIII, vinculado al renacer de la ciudad de Algeciras tras la pérdida de Gibraltar.

La escultura tiene unas dimensiones de 2,40 m de altura y reproduce a Jorge Próspero de Verboom con su uniforme de teniente general, grado que tenía cuando el creador del Cuerpo de Ingenieros del Ejército visitó Algeciras. La escultura representa al protagonista en actitud de supervisar las primeras obras de la fortificación de la Isla Verde durante su segunda visita a la ciudad. Para el modelado del uniforme, Salvador Amaya, quien se ha convertido en el principal referente nacional en la escultura histórica militar, ha contado con expertos asesores, entre ellos el Instituto de Historia y Cultura Militar.