Tiempo de lectura estimado: menos de un minuto

El proyecto adjudicado está conformado por Al Alfia como grupo inversor; Island Global Yachting (IGY) como socio tecnológico; y Ocean Capital Partners (OCP) junto a Estudio Segui Arquitectura como ingeniería del mismo.

La resolución del concurso durante la jornada de hoy fue el último paso tras la evaluación, durante los meses previos, de las propuestas técnicas y económicas de las tres propuestas presentadas.

La futura concesión contará con una superficie de dominio público portuario de 123.935 metros cuadrados, divididos en 96.071 metros cuadrados de lámina de agua y 27.864 metros cuadrados de zona terrestre, con capacidad para 566 embarcaciones de recreo entre 8 y 30 metros de eslora.

La marina náutico deportiva de San Andrés estará destinada a un uso ciudadano-portuario, que incluirá un complejo náutico con una escuela de vela y otras enseñanzas del mar, zona de restauración, pequeño comercio y tiendas especializadas, así como un club social.

La dársena dispondrá, además, de diversos espacios para un uso exclusivamente portuario, tales como una torre de control, naves para talleres y almacenes, así como una marina seca con capacidad para acoger 300 embarcaciones.

Se estima que el impacto socioeconómico total, durante el periodo concesional de 50 años, sea 785,9 millones de euros (unos 15,7 millones de euros al año).

Marina Málaga San prevé también generar un empleo directo anual de 70 personas, a lo que hay que añadir un empleo indirecto de 590 trabajadores y un empleo inducido de otros 741.