Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

ALGECIRAS. Esta renovación avala la implantación exitosa de los estándares y requisitos establecidos en el estatus ECOPORTS, reconociendo la labor de la Autoridad Portuaria por minimizar su impacto medioambiental y promover el desarrollo sostenible.

La secretaria general de ESPO, Isabelle Ryckbost, ha felicitado al Puerto de Algeciras por renovar esta certificación cumpliendo estos estándares de transparencia y comunicación y ha afirmado que “el Puerto de Algeciras se compromete no sólo al crecimiento de la región y su desarrollo como puerto estratégico del Sur de Europa, sino también en trabajar de la forma más sostenible”.

Por su parte, el presidente de la APBA, Gerardo Landaluce, ha señalado esta renovación “supone un paso más en el marco de la Estrategia Verde del Puerto de Algeciras en la que estamos trabajando y con la que nos alineamos con los compromisos para actuar de forma sostenible de la Agenda 2030 de la Organización de Naciones Unidas (ONU), la Agenda 2030 de la Red Mundial de Ciudades Portuarias (AIVP), las prioridades medioambientales que establece la propia ESPO y las líneas de trabajo del Pacto Verde Europeo”.

El PERS se suma a la certificación de su Sistema de Gestión Ambiental conforme a la norma UNE-EN ISO 140001-2015, obtenido en 2011, y la certificación en el Sistema de Gestión y Auditoría Ambiental (EMAS) en 2018. Este último es el mecanismo voluntario de la Unión Europea para las empresas que se comprometen a evaluar, gestionar y mejorar su comportamiento ambiental. Tras una exhaustiva auditoría realizada por una entidad de certificación, Algeciras fue uno de los primeros puertos españoles en disponer de esta acreditación, y la primera autoridad portuaria en lograr este registro en Andalucía.

A estos certificados se suma la obtención en 2021 del sello CALCULO-REDUZCO otorgado por la Oficina Española de Cambio Climático del Ministerio para la Transición Ecológica que reconoce en este caso el compromiso para la reducción de gases de efecto invernadero de la institución portuaria tras reducir a la mitad su Huella de Carbono. En concreto, la APBA ha reducido su Huella de Carbono actual respecto a la registrada en 2017 de un ratio de 3,52 a 1,77 en 2020.