Esta concesión está enmarcada dentro de la estrategia “Faros de España”.
Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Alicante acordó en octubre, tras resolver las alegaciones recibidas, otorgar concesión administrativa, sobre una superficie de 2.697 metros cuadrados, a favor de la misma empresa que ha venido explotándola la actual instalación de atracciones infantiles y quiosco de hostelería, situada sobre la plaza del aparcamiento “Plaza de Canalejas”. La concesión tendrá una duración de 4 años, prorrogables por otros 2 más.

Como se adelantaba en junio, la empresa concesionaria realizará una inversión próxima a 70.000 euros en mejoras para la plaza de Canalejas, y de casi 200.000 euros en la instalación de nuevas atracciones y la renovación de las instalaciones del parque, en el que cobrarán importancia la implantación de medidas medioambientales, como la ampliación de espacios verdes, el uso de materiales reciclables y la utilización de energías renovables.

Faro del Cabo de las Huertas

Por otro lado, la concesión para la reforma y explotación de los edificios anexos al faro del Cabo de las Huertas, tras el concurso público al que se presentaron cinco empresas de restauración, ha sido finalmente otorgada por el Consejo de Administración, si bien antes ha dado contestación a las 152 alegaciones planteadas que han sido desestimadas. Así, el Consejo de Administración ha decidido otorgar la concesión a la empresa ganadora del concurso, durante un plazo de quince años, prorrogable por otros cinco, con una superficie total de 1.861,66 m2.

Se recuerda que, esta concesión está enmarcada dentro de la estrategia “Faros de España”, fomentada desde hace una década por Puertos del Estado, para garantizar la conservación responsable, sostenible, y respetuosa con el medio ambiente de este tipo de instalaciones, suponiendo una vía de financiación complementaria para su mantenimiento y conservación, y que, en ese mismo sentido, la APA, ha otorgado concesiones de otros faros, concretamente del de Punta Albir, al Ayuntamiento de l’Alfàs del Pí, y de Sant Antoni, al Ayuntamiento de Xàbia, para construir y explotar centros de interpretación de su entorno medioambiental.