Barkala: “La RSC será uno de los pilares del nuevo Plan Estratégico del Puerto de Bilbao”
Tiempo de lectura estimado: 4 minutos

La Autoridad Portuaria de Bilbao se encuentra abordando en estos momentos el proceso de revisión de su estrategia, que se plasmará en un nuevo Plan Estratégico en el que las políticas y acciones de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) ocuparán un relevante papel.

Así lo expresó ayer el presidente de la AP de Bilbao, Ricardo Barkala, durante la firma, junto al diputado foral de Infraestructuras y Desarrollo Territorial de la Diputación Foral de Bizkaia, Imanol Pradales, del protocolo  que define los ámbitos de actuación de ambas instituciones para hacer realidad el proyecto de bulevar entre Bilbao y Getxo y de puente ciclista y peatonal entre Barakaldo y Erandio.    

Barkala recordó que la APB ha facilitado el desarrollo en el entorno de la Ría y del propio Puerto de Bilbao de numerosos proyectos y actuaciones urbanísticas de interés general, la creación de paseos marítimos, el establecimiento de accesos y viarios públicos o la recuperación y apertura de nuevos espacios recreativos para la población de los municipios ribereños. 

“Ahora, -señaló- tenemos la posibilidad de propiciar un nuevo proyecto en esta línea que llega de la mano de la Diputación Foral, para el que hemos realizado previamente trámites para la desafectación de varias carretera y espacios públicos, de cara a desvincularlos de la actividad portuaria para uso ciudadano”. 

“Lo que seguimos siendo es la administración competente en relación a la lámina de agua de la Ría de Bilbao que circunda y une por mar a los municipios de Erandio y Barakaldo”, afirmó el presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao.

La APB aportará los espacios para ejecutar las obras, autorizará las obras a desarrollar en el dominio público portuario y revisará el estado de los muros de ribera

EL DATO

36,5 millones

 El bulevar tendrá un trazado llano de siete kilómetros, con espacios diferenciados para bicicletas y peatones, y será de la máxima anchura posible, por lo que en algunos tramos deberá volar sobre la lámina de agua de la Ría.

El puente entre Erandio y Barakaldo será una estructura móvil, de modo que permita la navegación en el cauce fluvial. Este puente, que será de uso para ciclistas y peatones, facilitará la conexión del bulevar de la margen derecha de la ría con la red ciclo- peatonal configurada en torno al eje del Ballonti y urban-Galindo en la margen izquierda.

La inversión estimada es de 36,5 millones de euros.

Bilbao-Getxo: 7 km

El bulevar Bilbao-Getxo, con un trazado llano de 7 kilómetros se plantea como un espacio donde la movilidad ciclista y peatonal será la protagonista, en coexistencia con un uso motorizado calmado de la BI-711. Será de la máxima anchura posible, con voladizos sobre la ría en algunos tramos. Se encuentra en la fase de elaboración del proyecto constructivo. La previsión es comenzar las obras en la segunda mitad de 2022 y finalizarlas a finales de 2024.