Tiempo de lectura estimado: 15 minutos

El Puerto de Málaga tiene la decidida vocación de ser pionero en cuanto a la integración de la sostenibilidad en su actividad diaria. “Estamos en una ciudad turística y tecnológica, por lo que tenemos la obligación de respetar el entorno. Además, atraemos a un turismo náutico y de cruceros de alto nivel así que debemos cumplir con estándares de calidad medioambiental muy elevados”, asevera a este Diario el presidente de la Autoridad Portuaria de Málaga, Carlos Rubio.

“En primer lugar, hay que pensar en las características del Puerto de Málaga. Estamos en el centro de una ciudad turística, que nos envuelve por todas partes y, por lo tanto, para nosotros no es una opción ponernos al frente en materia de sostenibilidad o de cumplimiento de los objetivos de Desarrollo Sostenible, sino una obligación”, subraya Carlos Rubio.

Por ello, por responsabilidad y compromiso, el Puerto ha tomado como referencia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), de Naciones Unidas, y se ha marcado una serie de iniciativas concretas a desarrollar para alcanzar el éxito en cada uno de los ODS propuestos. ¿El reto? “No dejar a nadie atrás, haciendo frente a los retos sociales, económicos y medioambientales 

Junto con la ciudad hemos ido avanzando en acciones para mejorar nuestras emisiones y nuestro espacio

Según el presidente del Puerto, “tenemos la vocación de ser un puerto verde, con todas las consecuencias que ello implica”.

Esta propuesta, que nace en el marco de la actuación “Málaga, Puerto Verde”, fue aprobada hace unos días por el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria y busca la colaboración de toda la Comunidad Portuaria para conseguir la sostenibilidad del puerto, de forma que estas iniciativas queden integradas en todas las actividades que se realicen en el recinto portuario y en las empresas que operan en él, sentando las bases de la transición hacia una economía circular de la logística portuaria.

“La Comunidad Portuaria es esencial para nosotros porque no conseguiríamos nada si contáramos con ellos. Al final un puerto son muchas entidades que confluyen en un mismo espacio: unas trabajan en operaciones, otras en turismo, otras en la propia Autoridad Portuaria… pero todas ellas tienen su actividad en el recinto portuario – destaca el presidente – Si no contamos con ellas la acción queda coja, por lo que es esencial que toda la Comunidad Portuaria se sienta implicada en el cumplimiento de los objetivos ODS y los objetivos medioambientales de la Autoridad Portuaria para que entre todos sumemos y alcancemos las metas que nos hemos propuesto”.

 

ODS de Puerto-Ciudad

Dentro de las iniciativas propuestas para atender a los distintos ODS (el Puerto ha detallado las actuaciones para 17 ODS) se destacan las vinculadas a la integración puerto-ciudad. No hay que olvidar que el Puerto ha contribuido al avance económico, social y ambiental de la ciudad de Málaga, por ello, “dado el nivel de crecimiento de ambos actores, es necesario reflexionar sobre cómo la planificación y la gestión urbana y portuaria pueden ser más inclusivos, resilientes ante el cambio climático y más sostenibles”, explica la Autoridad Portuaria.

Tenemos la vocación de ser un puerto verde, con todas las consecuencias que ello implica

El Puerto de Málaga está sustituyendo el acristalamiento convencional del lucernario de su sede por módulos solares fotovoltaicos para generar energía eléctrica para el autoconsumo del propio edificio.

Así, y dentro del ODS 11 “Ciudades y comunidades sostenibles”, se proponen iniciativas como la mejora de la movilidad de vehículos pesados en el entorno portuario, reducir las emisiones ligadas al tránsito de camiones por núcleos urbanos y en espera en los accesos portuarios. También se reducirán las emisiones a la atmósfera generadas en la manipulación y almacenamiento de graneles sólidos y líquidos en instalaciones portuarias y se impulsarán las energías alternativas en el transporte mediante el despliegue de una infraestructura para proporcionar combustibles alternativos, con un impulso especial al uso del Gas Natural Licuado (GNL) en el transporte marítimo y en servicios portuarios, así como al uso de conexiones eléctricas a buque en estancia en puerto.

“Junto con la ciudad hemos ido avanzando en acciones para mejorar nuestras emisiones y nuestro espacio, hasta el punto de que tenemos la vocación de ser un puerto verde, con todas las consecuencias que ello implica”, recuerda Carlos Rubio. 

 

Urbanización sostenible

Por otro lado, el Puerto también impulsará la urbanización sostenible con el desarrollo de edificios con los mayores estándares de sostenibilidad -especialmente para aquellos espacios destinados a usos vinculados a la interacción puerto-ciudad-; el aprovechamiento para uso y disfrute del ciudadano de espacios portuarios obsoletos, favoreciendo la interrelación del espacio público y los usos portuarios; y la participación en el desarrollo estratégico del futuro sostenible de la ciudad.

En busca de los objetivos más sostenibles y sociales: las iniciativas

El Puerto de Málaga ha detallado algunas de las iniciativas que piensa desarrollar para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) propuestos por la ONU dentro de la Agenda 2030. Los ámbitos de actuación pasarán por los ODS del 1 al 17 con iniciativas como las siguientes:

1 – El Fin de la pobreza. 

Para lograr este ODS, la Autoridad Portuaria intensificará la colaboración público-privada en la Comunidad Portuaria y fuera de ella y promoverá la colaboración para impulsar la economía al servicio de las personas.

2 – Hambre cero. 

El Puerto de Málaga es la puerta de entrada y salida de multitud de productos alimentarios, por ello, está potenciando programas de acción en las empresas, aumentando las inversiones en infraestructuras asociadas a los productos agroalimentarios y fomentando los programas solidarios de ayuda a los colectivos más necesitados.

3 – Salud y bienestar. 

Este objetivo se centra en controlar y mejorar la salud de los trabajadores de la Comunidad Portuaria y el Puerto propone iniciativas como: la mejora de la calidad del aire en su entorno; la iluminación eficiente y la reducción de la contaminación lumínica; fomentar la presencia de vegetación y elementos naturales en el entorno, tanto interior como exterior del puerto; así como fomentar el deporte y las enseñanzas náuticas.

4 – Educación de calidad. 

La educación y la comunicación son instrumentos fundamentales para que la Comunidad Portuaria comparta la cultura de la sostenibilidad, por ello, el Puerto promoverá proyectos para extenderla a todas las organizaciones. Además,  mejorará la comunicación y la sensibilización informando de los resultados y elaborando manuales de buenas prácticas en materia de sostenibilidad en la Comunidad Portuaria; y realizará formación continua a empleados y grupos de interés de la Comunidad Portuaria.

5 – Igualdad de género. 

Para lograr una Comunidad Portuaria más igualitaria, el Puerto lidera iniciativas como: la aprobación y fortalecimiento de políticas aplicables a las organizaciones para promover la igualdad de género; la prevención e intervención frente al acoso, estableciendo protocolos específicos; favorecer la participación igualitaria y equitativa de mujeres y hombres en los procesos de toma de decisiones en las organizaciones de la Comunidad Portuaria; e impulsar medidas de conciliación de la vida personal y laboral.

6 – Agua limpia y saneamiento.

El Puerto de Málaga llevará a cabo actuaciones para optimizar la gestión y uso del agua, modernizando y mejorando el nivel de control de la red de distribución de agua para optimizar su gestión y minimizar su consumo. Además, reducirá el uso de productos químicos y materiales peligrosos, tanto por razones ambientales como por eficiencia económica; aumentará el reciclado y la reutilización del agua post-depuración; mejorará y mantendrá la calidad del agua de las dársenas portuarias.

El Puerto de Málaga ha adquirido nuevos vehículos eléctricos e híbridos.

7 – Energía asequible y no contaminante.

Dentro de las iniciativas previstas por el Puerto se incluye la mejora de la eficiencia energética e impulso al uso de las energías renovables. Se proveerá de las infraestructuras necesarias y acelerará la reconversión progresiva hacia flotas de transporte más eficientes y se realizará un estudio del potencial de generación de energía renovable en la zona para unas instalaciones autosuficientes.

8 – Trabajo decente y crecimiento económico.

El Puerto quiere promover un entorno de trabajo seguro y sin riesgos. Para ello, fomenta entre todas las organizaciones ubicadas en la zona de servicio la integración de buenas prácticas en materia de prevención de riesgos laborales y generar un objetivo compartido de 0 accidentes. También se impulsa un modelo de turismo de cruceros sostenible buscando el equilibrio con el territorio, el uso de las infraestructuras y recursos existentes que permita crear puestos de trabajo y el uso eficiente de los recursos naturales y la preservación del patrimonio cultural, material e inmaterial.

9 – Industria, innovación e infraestructura. 

Entre las iniciativas previstas se incluye: el impulso del transporte ferroviario con origen-destino en el puerto, optimizando el transporte terrestre con origen y destino el enclave, posibilitando y promoviendo el empleo del ferrocarril como alternativa más eficiente al transporte por carretera; el impulso a las alianzas con grandes centros logísticos o megahub y su conexión ferroviaria, a fin de permitir el desarrollo de la intermodalidad entre los modos marítimo, terrestre rodado y ferroviario; y la implantación de un plan de mantenimiento preventivo de infraestructuras para unas infraestructuras más sostenibles y resilientes.

10 – Reducción de las desigualdades. 

Para lograrlo la Autoridad Portuaria fomentará el desarrollo económico y social, a través de la creación de empleo estable y de calidad. ¿El objetivo? una Comunidad Portuaria más igualitaria.

12 – Producción y consumo responsables. 

Para alcanzar este ODS, el Puerto propone la valorización de los residuos de construcción en rellenos portuarios, mejorar la trazabilidad y grado de valoración de los residuos y el consumo responsable de papel.

El Puerto impulsa las energías alternativas como el GNL en el transporte marítimo.

13 – Acción por el clima.

Para controlar, prevenir y minimizar los riesgos medioambientales que puede conllevar la actividad portuaria se propone actuaciones como incorporar medidas relativas al cambio climático en las políticas y estrategias de las organizaciones y empresas de la Comunidad Portuaria, avanzar hacia la autosuficiencia energética, mejorar la sensibilización y la comunicación respecto de la mitigación del cambio climático, la adaptación a él, la reducción de sus efectos y la alerta temprana.

14 – Vida submarina. 

El crecimiento de la economía azul ha de desarrollarse de una manera sostenible. Por ello, se propone optimizar la respuesta ante emergencias por contaminación marina, contribuir a mejorar la calidad del agua y sedimentos en el  puerto, contribuir a evitar el vertido de desechos procedentes de buques al mar y promover una pesca sostenible y responsable.

15 – Vida de ecosistemas terrestres.

Se buscará enriquecer el entorno, tanto interior como exterior, con la presencia de vegetación y elementos naturales que mejoran la calidad del aire, de vida y la salud de las personas.

16 – Paz, justicia e instituciones sólidas. 

El reto es incorporar criterios de buen gobierno y responsabilidad social en el funcionamiento de las organizaciones que integran el conjunto de la Comunidad Portuaria, para lo cual, se incrementará la transparencia, aprovechando los recursos como los sistemas de datos abiertos, observatorios, indicadores e informes de seguimiento.

17 – Alianzas para lograr los objetivos. 

Alcanzar un grado de madurez en el desarrollo sostenible requiere alianzas entre las empresas de la Comunidad Portuaria, las administraciones públicas y la sociedad civil. En este ámbito, el Puerto propone fomentar y coordinar actividades para la implementación de los ODS en el Puerto de y sumar esfuerzos a partir de las iniciativas existentes.