Tiempo de lectura estimado: 10 minutos

Los puertos tienen un rotundo impacto económico directo e indirecto no sólo en su entorno inmediato, sino en el conjunto del país y de las regiones a las que sirven dada su enorme área de influencia.

 Dicho impacto requiere el análisis de todas las variables que intervienen en la actividad económica de las innumerables empresas que de forma directa o indirecta intervienen en la actividad portuaria. Hablamos de estudios complejos que deben ser necesariamente actualizados de forma periódica con el fin de poner en valor el papel del puerto y, sobre todo, detectar aquellos ámbitos de potencial desarrollo en los que es necesario incidir para abundar en el impacto positivo de la actividad portuaria.

El sistema portuario español está ahora mismo precisamente inmerso en el proceso de actualización de todos estos estudios para contar con información reciente de la contribución de los puertos al PIB, de la generación de valor añadido bruto a la economía, de la generación de empleo y, por supuesto, de su impacto ambiental.

En este sentido, dada la trascendencia y relevancia de estos datos, desde el Organismo Público Puertos del Estado se está comenzando a dar los pasos necesarios para encargar un nuevo estudio sobre este impacto y medir la realidad al respecto de las 28 autoridades portuarias y 46 puertos que conforman el sistema portuario de interés general, con presencia en todas las comunidades autónomas y la práctica totalidad de provincias costeras, así como en los territorios insulares y extrapeninsulares.

La finalidad de este estudio es objetivar el referido impacto para valorar el decisivo papel de los puertos en la economía española.

A título individual los grandes puertos españoles también están ahora mismo inmersos en el proceso de renovación de sus estudios de impacto económico, al haber ya transcurrido el plazo de vigencia de los últimos informes, para los cuales es necesario analizar un periodo de tiempo amplio con una perspectiva global.

Los estudios más recientes del primer puerto español por volumen de tráfico portuario, Bahía de Algeciras, son de 2014; los de Valencia son de 2016; los de Barcelona de 2010; o los de Bilbao de 2015, de ahí que de nuevo la gran mayoría de puertos esté ahora mismo inmersa en la renovación de sus estudios de impacto económico.

Barcelona

Sin ir más lejos, el Port de Barcelona inició en abril el proceso de recogida de datos para elaborar su nuevo Estudio de Impacto Económico de la actividad comercial y digital. El estudio tiene el objetivo de valorar la dimensión comercial del puerto y, muy especialmente, conocer qué valor añadido genera en la economía de su hinterland, así como recoger datos de otros indicadores para valorar también el alcance de su impacto medioambiental y social.

Desde el último estudio en 2010, el Port de Barcelona ha experimentado cambios importantes en todos los aspectos, destacando la innovación y la digitalización como los principales factores de competitividad que ha incorporado la comunidad portuaria de Barcelona durante estos últimos 10 años.

En consecuencia, las encuestas sobre las que se está elaborando este nuevo estudio dan una especial atención a la digitalización, siendo la primera vez que un puerto inicia un estudio de estas características. De este modo, el estudio permitirá poner en valor el esfuerzo realizado por las empresas de la Comunidad Portuaria de Barcelona en inversiones tecnológicas en todos los ámbitos operativos y comerciales que han hecho incrementar claramente la competitividad del puerto.

La encuesta, además de cuantificar los aspectos económicos, como es la contribución del puerto al Producto Interior Bruto (PIB) catalán y español, por ejemplo, también quiere analizar los otros beneficios que genera la actividad portuaria en su entorno. Así, aspectos como el empleo generado directamente por la actividad portuaria, o la reducción del impacto medioambiental gracias a las medidas implantadas en las diferentes empresas de la Comunidad Portuaria de Barcelona son recogidos en apartados específicos.

Valencia

Por su parte, la Autoridad Portuaria de Valencia también acaba de sacar a licitación la asistencia técnica para la elaboración del estudio del Impacto Económico de los puertos gestionados por la APV con el fin de conocer el impacto de la actividad portuaria en la generación de riqueza y empleo de la Comunitat Valenciana.

Para este nuevo estudio se contemplará el tráfico de mercancías en los tres puertos y el movimiento de pasajeros en línea regular y cruceristas para el Puerto de Valencia. Para ello, se tomará como base las operaciones de la comunidad portuaria de los ejercicios 2018, 2019 y 2020 para conocer el impacto actual de los puertos gestionados por la APV.

Desde la Autoridad Portuaria se subraya que Valenciaport está ejerciendo de empresa tractora de la actividad económica de su hinterland que representa el 55% del PIB de España, y está actuando como plataforma para la exportación del tejido productivo, un elemento clave para recuperar el dinamismo de la economía española que se refleja en el crecimiento sostenido de Valenciaport en los últimos años.

En definitiva, la indudable contribución económica de los puertos a la economía nacional merece un análisis no sólo concienzudo sino permanentemente renovado para contar con el valor de los datos actualizados.

La Autoridad Portuaria de Valencia acaba de sacar a licitación la asistencia técnica para la elaboración del estudio del Impacto Económico de sus puertos con el fin de conocer el impacto de la actividad portuaria en la generación de riqueza y empleo

79,3% del comercio exterior

Los puertos son absolutamente esenciales para la logística de mercancías. De acuerdo con los datos de 2019 y en relación con el conjunto de modos de transporte (aéreo, carretera, ferroviario y marítimo), el transporte marítimo y con ello los puertos canalizan el 24,23% del total de las mercancías que se mueven en España.
Ahora bien, si nos detenemos en el comercio exterior y en la importación y exportación de las mercancías que se consumen y fabrican en España, el papel de los puertos es aún más vital, pues con los datos de 2019 hay que señalar que el transporte marítimo aglutinó ni más ni menos que el 79,3% del total del transporte internacional con origen y destino en España. Por tanto, sin los puertos no es posible ni el comercio exterior ni el consumo de productos con origen en otros lugares del mundo.

Generación de riqueza

La actividad económica que genera un puerto se constata simplemente deteniéndonos en los balances económicos de las 28 autoridades portuarias que conforman el sistema portuario de interés general.
Se trata únicamente de los ingresos y beneficios que generan en concepto de tasas las escalas de buques, la carga y descarga de mercancías y la explotación de terminales a cargo de empresas privadas.
Por esta actividad, los puertos ingresaron en el año 2020 un total de 967 millones de euros, cifra que en 2021 está previsto que alcance los 1.027 millones y que ya de cara a 2022 podría estar, según las previsiones de OPPE, en los 1.141 millones de euros.
Esto implica que si los puertos generaron un beneficio de 123,7 millones de euros en 2020 y en 2021 está previsto cerrar el año con 98,7 millones de euros, de cara a 2022 el beneficio ascenderá a 163,9 millones de euros.
No olvidemos que los puertos, logran ejecutar anualmente inversiones en infraestructuras y dotaciones por valor de unos 500 millones de euros de media anual, estando previsto para 2022 una inversión inicial de 961,4 millones de euros.
Por cierto, a este respecto hay que señalar que a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, los puertos van a contar con 457 millones de euros para proyectos de descarbonización y sostenibilidad, lo que redunda en la importancia que se le da a esta cuestión.
En 2020, sólo el gasto de las autoridades portuarias en su propio personal ascendió a más de 271 millones de euros.

El nuevo estudio del Port de Barcelona tiene el objetivo de valorar la dimensión comercial del Port y, muy especialmente, conocer qué valor añadido genera en la economía de su hinterland, así como recoger datos de otros indicadores para valorar también el alcance de su impacto medioambiental y social

Puerto de Valencia

 

Según el último estudio disponible con datos de 2016, Valenciaport aportó a la economía valenciana y a su área de influencia un valor añadido bruto de 2.500 millones de euros, el 2,39% del PIB total de la Comunitat Valenciana. Las empresas relacionadas con Valenciaport generaron 38.866 empleos, cifra que representaba el 2,09% sobre el total de puestos de trabajo de la Comunitat Valenciana. Valenciaport fue el origen del 2,62% del total de la masa salarial de la Comunitat Valenciana. Las arcas públicas ingresaron 181 millones de euros en 2016 por las actividades vinculadas a Valenciaport.

Puerto Bilbao

El Puerto de Bilbao, según los últimos datos correspondientes a un estudio de 2015, generó 11.500 puestos de trabajo entre directos (4.700), indirectos (3.900) e inducidos (2.900), lo que supone el 2,53% del empleo en Vizcaya y el 1,3% del empleo en el País Vasco. La contribución total al PIB fue de 882 millones de euros, que supone el 2,55% del PIB de Vizcaya y el 1,29% del PIB del País Vasco.

Sevilla- PuertoSevilla


De 2017 es el estudio Impacto Socioeconómico de los Puertos Comerciales de Andalucía, que con datos de 2014 refleja que los puertos en esta comunidad autónoma generaron ese año una contribución al PIB de 5.695 millones de euros, el 4,3% del PIB de Andalucía, equivalente al 75% del PIB de una provincia como Huelva. Los empleos generados ascendieron a más de 86.000, el 3,1% del empleo de la comunidad autónoma, subrayándose que cada empleo generado de forma directa en los puertos generó de forma indirecta otros tres empleos.

Puerto de Algeciras


Los datos de 2014 reflejan que la actividad total generada por la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras incluyendo inversiones era de 28.170 puestos de trabajo, de los que 9.726 eran directos, 10.975 indirectos y 7.469 inducidos. Mientras, el impacto sobre el valor añadido bruto (VAB) era de 2.010 millones de euros, de los que el 56,5% correspondían a VAB directo, el 26,6% a VAB indirecto y el 16,9% a VAB inducido. El empleo suponía el 7,7% del total de la provincia de Cádiz y el VAB ni más ni menos que el 11,15%.

Cádiz


De 2014 son también los últimos datos de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, capaz de generar 10.859 puestos de trabajo entre empleo directo, indirecto e inducido y un Valor Añadido Bruto (VAB) de 562 millones de euros. En esos momentos se trataba del 2,98% del empleo de la provincia y del 3,12% del VAB.

Santander


Por último, merece la pena mencionar el estudio de 2015 de la Universidad de Cantabria sobre la Autoridad Portuaria de Santander, que considerando todos los impactos de la Industria Portuaria y de la Industria Dependiente del Puerto estimó una contribución del 10,56% del PIB y del 8,96% del empleo de la comunidad de Cantabria, lo que da una idea de lo que un puerto representa en una comunidad autónoma de esta dimensión.