Gerardo Landaluce, presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, ayer durante la rueda de prensa de balance anual.
Tiempo de lectura estimado: 5 minutos

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) se ha marcado tres líneas de trabajo claras en materia de sostenibilidad, a las que destinará una parte importante de los 61,6 millones de euros que conforman el presupuesto de la entidad para este 2021. Éstas son: sostenibilidad, digitalización y puerto-ciudad.

En este sentido, la APBA reafirma su apuesta en el ámbito de la tecnología, la digitalización y la innovación, al que destinará 7,5 millones de euros. “Somos conscientes de que estamos viviendo la cuarta revolución industrial y estamos alineados con la estrategia puertos 4.0 de Puertos del Estado, por lo que seguiremos apostando decididamente por ser un puerto inteligente”. Así lo señaló ayer el presidente de la APBA, Gerardo Landaluce, durante la rueda de prensa de presentación de los resultados de 2020.

“Vamos a seguir haciendo frente a la competencia internacional, optimizando las oportunidades que representa el Estrecho de Gibraltar y el Puente Marítimo entre Europa y África”

Además, la apuesta en materia de sostenibilidad ambiental y energética es otra de las prioridades de la APBA, en la que también invertirá otros 7,5 millones de euros en este 2021. Y destaca también la voluntad de integración y desarrollo del concepto puerto-ciudad, para lo que destinará 3,5 millones de euros.

Mayor competitividad

Otro de los conceptos que priorizará la APBA este año es la competitividad. “Vamos a seguir haciendo frente a la competencia internacional, optimizando las oportunidades que representa el Estrecho de Gibraltar y el Puente Marítimo entre Europa y África”, avanzó Landaluce.

A este respecto, el presidente de la APBA destacó la apuesta de CMA-CGM, que se ha incorporado como parte del accionariado de TTIA Algeciras. “Esto nos posiciona como puerto de referencia, siendo el único puerto español donde operan como clientes y como inversores”.

El reto del ferrocarril

En cuanto a los retos que presenta el nuevo año, Landaluce hizo especial hincapié en el déficit de infraestructuras, “especialmente en las ferroviarias”. En este sentido, el presidente recordó que el Puerto de Algeciras cerró 2020 con un tráfico ferroviario de 21.064 TEUs, lo que representa un crecimiento del 35% respecto a 2019.

“Esto nos motiva pero tiene un sabor agridulce, pues nuestros clientes necesitan una red ferroviaria competitiva y les estamos ofreciendo una muy condicionada. Para ello, iniciativas como el Ramal Central son de vital importancia”, afirmó.

EL DATO

CINCO cifras claves

La APBA se ha marcado como objetivo para el presente año alcanzar “ cinco cifras emblemáticas”. Según detalló Landaluce, éstas son: superar de nuevo los 100 millones de toneladas de tráfico total; seguir superando también los 5 millones de TEUs de tráfico contenerizado; seguir la senda de crecimiento de las 400.000 unidades del tráfico ro-ro; y, por supuesto, volver a alcanzar los 6 millones de tráfico de pasajeros. “Estas cinco cifras emblemáticas nos van a dar la estabilidad y nos van a permitir consolidar la actividad, aunque sabemos que 2021 va a ser un año difícil, especialmente en el segundo semestre, que ya presenta incertidumbres para los operadores globales”.

Por otra parte, Landaluce destacó también la necesidad de que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y el Ministerio de Transición Ecológica trabajen “más coordinados” y sean capaces de “optimizar los fondos que vienen de Europa para el desarrollo y el impulso de las infraestructuras”.

“Nuestros clientes necesitan una red ferroviaria competitiva y les estamos ofreciendo una muy condicionada. Para ello, iniciativas como el Ramal Central son de vital importancia”

Otras de las demandas que el presidente del a APBA puso de nuevo sobre la mesa son la aplicación del Convenio Colectivo de los Trabajadores de los Puertos y la “agilización” de las administraciones, “que abocan a los puertos a un proceso de involución, lejos de ser una herramienta potente y rápida”, concluyó Gerardo Landaluce.

Algeciras alcanzó los 107,29 millones de toneladas en 2020 y se sitúa en el cuarto puesto del ranking europeo.

Algeciras, cuarto puerto en el ranking europeo

Durante su intervención, Gerardo Landaluce destacó que Algeciras ha recuperado los niveles de tráfico previos a la pandemia, especialmente por lo que respecta a la mercancía general. Así, los 107,29 millones de toneladas movidas por los puertos gestionados por la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras representan un retroceso del 1,94% con respecto al año anterior.

En este sentido, Landaluce apuntó que «Algeciras mueve actualmente el 21% del tráfico total del sistema portuario español, es decir, de cada cinco toneladas que se mueven en España, una se mueve en Algeciras».

En cuanto a los graneles, los líquidos han sumado un total de 28,30 millones de toneladas, lo que representa un 7,42% menos que en el ejercicio anterior. Mayor es el descenso de los graneles sólidos, que suman 552.953 toneladas, un 43,22% menos.

Por su parte, la mercancía general, ha alcanzado los 74,74 millones de toneladas, lo que representa un aumento del 1,92% en comparación con los resultados del año pasado.

Por lo que respecta al tráfico de contenedores, éste sumó un total de 5,10 millones de TEUs, sólo un 0,4% menos que en 2019. Además, creció la carga contenerizada, que alcanzó las 65.442.929 toneladas, un 1,8% más que el año pasado.

El pasaje se quedó en 1,54 millones, un 74% menos si se compara con los 6,10 millones del año anterior.

En cambio, el tráfico ro-ro creció un 1,65% y sumó un total de 373.875 unidades movidas en el pasado año.