Faro del Botafoc, en el puerto de Eivissa.
Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

La Autoridad Portuaria de Baleares (APB) se suma a la iniciativa impulsada por la Cámara Naviera Internacional (ICS) y hará sonar el próximo 1 de mayo las sirenas del faro de Portopí, en el puerto de Palma, y la del faro del Botafoc, en el puerto de Eivissa, en reconocimiento al trabajo del sector marítimo.

El departamento de comunicación de la ICS anima a los capitanes de todo el mundo a que hagan sonar las sirenas de aquellos buques que estén atracados en puerto (en la medida que sea seguro hacerlo) el próximo 1 de mayo a las doce del mediodía, hora local, con motivo de la celebración del Día del Trabajo. 

La APB ha transmitido a las navieras e instalaciones náuticas que operan en los puertos de interés general de Palma, Alcúdia, Maó, Eivissa y la Savina esta invitación, a la vez que se compromete a hacer sonar las sirenas de Portopí y del Botafoc durante cinco minutos.

El 1 de mayo está reconocido en muchos países del mundo como el Día Internacional de los Trabajadores. Éste es un día que se utiliza para celebrar y reconocer la contribución de los trabajadores de todo el mundo y, en este momento tan difícil a nivel global por el Covid-19, la ICS quiere poner de relieve la contribución de la gente de mar a nuestra sociedad a través de esta iniciativa en todo el mundo.

Otras organizaciones del sector marítimo, tanto públicas (Puertos del Estado) como privadas (ANAVE) han estado informando a autoridades portuarias, empresas  asociadas e instalaciones náuticas de esta iniciativa. Según la ICS hay más de 1,2 millones de marinos trabajando actualmente para garantizar que alimentos, combustible y provisiones se sigan suministrando en todo el mundo.