Un práctico realiza su operativa marítima en el Puerto de Barcelona durante el estado de alarma.
Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

La iniciativa, que hará sonar las sirenas de los barcos el 1 de mayo a las 12 horas, quiere ser un gesto de solidaridad con la gente del mar, tan esencial en estos momentos de crisis provocada por el Covid-19.

El Puerto de Barcelona ha pedido a los capitanes y capitanas de los barcos atracados en muelle hacer sonar las sirenas de sus embarcaciones mañana, día 1 de mayo a las 12 horas, con motivo de la celebración del Día Internacional de los Trabajadores y Trabajadoras. La infraestructura catalana se suma así a la iniciativa surgida de la Cámara Naviera Internacional (ICS) y de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) como gesto de solidaridad y reconocimiento a la gente del mar que estos días trabajan incansablemente para abastecer de alimentos, combustibles y suministros esenciales a toda la población.

Asimismo, las sirenas de los barcos atracados en el Puerto de Barcelona, junto con la Policía Portuaria, se han podido oír a las 20 horas durante estos días de estado de alarma para homenajear la labor del sector sanitario en la lucha contra el Covid-19.

La festividad del 1 de mayo se utiliza para reconocer el trabajo de todos los trabajadores y trabajadoras de todo el mundo. Este año, las bocinas de los barcos recordarán, especialmente, aquellos que juegan un papel fundamental para que las cadenas de suministro mundiales funcionen a pleno rendimiento en estos momentos de crisis.