De izquierda a derecha, la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones; el vicepresidente de la APS, Francisco Martín; el presidente de la Autoridad Portuaria de Santander (APS), Jaime González; el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; y la alcaldesa de Santander, Gema Igual y el presidente del Banco de Alimentos de Cantabria, Francisco del Pozo.
Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha inaugurado hoy la campaña solidaria “Palacete del Embarcadero. Zona Cero de la Solidaridad”, organizada por la Autoridad Portuaria de Santander y el Banco de Alimentos.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, junto a la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones; la alcaldesa de Santander, Gema Igual; el presidente de la Autoridad Portuaria de Santander (APS), Jaime González; el vicepresidente de la APS, Francisco Martín y el presidente del Banco de Alimentos de Cantabria, Francisco del Pozo, han inaugurado esta mañana en el Palacete del Embarcadero la campaña solidaria “Palacete del Embarcadero. Zona Cero de la Solidaridad”.

Se trata de una iniciativa de la Autoridad Portuaria de Santander, en colaboración con el Banco de Alimentos de Cantabria, que tiene como objetivo la recogida de alimentos no perecederos y artículos de primera necesidad donados por empresas y ciudadanos para su distribución entre personas y familias vulnerables. No hay que olvidar que la crisis del Covid-19 ha agravado la situación de muchas personas provocando una auténtica alarma alimentaria.

La APS, como parte de sus acciones de Responsabilidad Social Corporativa, se ha comprometido con el Banco de Alimentos a desarrollar una campaña informativa para solicitar a la ciudadanía y empresas e instituciones que donen alimentos no perecederos y productos básicos de acuerdo con las necesidades del Banco de Alimentos y los depositen en las instalaciones del Palacete del Embarcadero, que será el punto de recepción para su clasificación y recogida diaria.

 

La campaña de recogida tendrá lugar entre mayo y septiembre de este año, pudiendo prorrogarse según las necesidades del Banco de Alimentos.