Los familiares de los niños recogieron con especial alegría los cheques-comida
Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

Los familiares de los niños recogieron con especial alegría los cheques-comida

Aportem-Puerto Solidario Valencia entregó el pasado viernes cheques-comida a distintas familias del Marítimo, como medida excepcional para paliar en parte su precaria situación, acentuada con la crisis del Covid-19.

Aportem colabora de manera habitual con distintos centros escolares que atienden a menores en riesgo de exclusión social. Esa colaboración se lleva a cabo a través de la entrega de material escolar, productos de higiene, ropa o alimentos para desayunos y/o meriendas de los niños más necesitados del entorno del Puerto de Valencia. El cierre de los colegios ha eliminado esa vía de apoyo especialmente importante para los niños, ya que esos desayunos y meriendas eran parte primordial de su alimentación diaria.

Ante esta excepcional crisis provocada por la pandemia del coronavirus, Aportem-Puerto Solidario Valencia ha contactado durante la pasada semana con distintos los colegios con los que colabora para ver la forma de echar una mano a esos niños y esas familias que se han quedado sin esa ayuda diaria que proporciona esta asociación.

Tras analizar la situación de los niños de distintos centros, Aportem ha coordinado con la Dirección del colegio Ausiàs March un sistema de ayuda básica directa a los que han quedado sin ningún otro tipo de apoyo. Como solución de urgencia y totalmente excepcional, se entregaron a las familias de 25 niños, que no disponen de becas comedor, 40 euros por niño, en forma de vales-comida de Consum. Esos vales están calculados para que puedan adquirir alimentación básica para los próximos 10-15 días. Un total de mil euros en vales comida se repartieron entre las distintas familias.